Mesa redonda “educación inclusiva sí, especial también”

Esta es mi intervención en la mesa redonda realizada en la UCM el día 03/12/18.

Hola a todas, soy  Itxi, soy estudiante de Educación Social de esta facultad, tengo una hemiparesia y soy activista anticapacitista. Voy a hablar de como nos afecta el capacitismo a las personas discapacitadas y como este se refleja en la educación y en la forma en la que la entendemos.

Para empezar, el capacitismo es el sistema social, político y económico que discrimina a las personas discapacitadas por el hecho de serlo. Se construye a raíz del capitalismo, este crea la idea de una persona “perfecta”, que es aquella que produce un mayor beneficio económico al sistema. Toda aquella persona que se sale de esta idea se la discrimina y discapacita, deja de considerarse “persona” y pierde sus derechos. Por eso se dice que la discapacidad no existe, sino que es un constructo social, porque surge a través de la discriminación y el impedimento a las personas no normativas

Por otro lado, el termino en sí, “discapacidad.” Seguramente hayáis escuchado alguna vez la palabra “diversidad funcional” e incluso creáis que esta es la que hay que usar, porque la otra resulta ofensiva, pero para mí no es así.

Utilizo la palabra discapacidad por diversas razones, y también por el rechazo que me genera diversidad funcional. El concepto diversidad funcional surge a raíz del FVI, un colectivo de personas discapacitadas. En un principio podría estar bien, pero este colectivo es muy liberal, solo ayuda a aquellas personas discapacitadas que se acercan a la normatividad, es decir, que son productivas. Ademas, el concepto es un eufemismo, y acrecentar la infantilización, es una de “hay pobres, hay que tratarles bien” y nos iguala a oprimidas y opresoras. Trata de ver la discapacidad como una posible discriminación, pero no la entiende como una situación de privilegio de las personas no discas frente a las discas, por lo que olvida que vivimos en un sistema capacitista y por lo tanto nos invisibiliza aún más.

En cuanto a la palabra discapacidad, es ofensiva si como dice Leonor Silvestri, si la utilizas en una frase y al sustituirlo por “mujer, rubia, lesbiana…” resulta ofensivo. Al utilizar discapacidad lo que estamos haciendo es reapropiarnos de un término que se ha utilizado y se utiliza como insulto y por tanto nos permite alzar la voz y luchar con más fuerza contra el capacitismo.

Por último, discapacidad, y sobre todo discapacitada, nos permite reflejar que es la sociedad la que nos pone impedimentos, es la que nos discapacita.

Para mi es muy importante recalcar la idea de que la discapacidad es un constructo social y un eje de opresión como podrían ser el género o la clase. No nacemos discapacitadas, puesto que la discapacidad no es una patología, puede derivar de ella, pero no nos curamos, es simplemente una condición. Por tanto, a la hora de analizar el sistema educativo y la formación que recibimos debemos tener en cuenta esto, que estaremos oprimidas en cualquier ámbito en el que el capacitismo este implícito.

Algunos de los estereotipos e ideas preconcebidas que se asumen sobre las personas discapacitadas son:

  • Por un lado, tenemos la idea de que la discapacidad es algo triste y nos tenemos que avergonzar por ello. De ahí la frase de principio de “ay, pobre.” De hecho, para mi abuela fue de las mayores desgracias, luego se le pasó y le pareció estupendo, pero vaya, peor que decirle que no era hetero.

Y nos tenemos que avergonzar de ello porque es un tabú, no está bien visto hablar de discapacidades, y aún menos de sexo y discapacidad, venga ya, si poco más y tenemos menos deseo sexual que las plantas.

Esta idea hace que nos guardemos como el mayor secreto que tenemos nuestra discapacidad, y no lo contemos cuando conocemos a alguien por el miedo a lo que puedan pensar también (porque de un segundo a otras pasas de ser alguien entero a un monstruo.) Al final para mí esto ha servido de criba, y suelo contarlo de las primeras cosas para no malgastar el tiempo.

  • Debido también a los tabúes y estereotipos se nos considera eternas menores de edad, de donde deriva el maravillosísimo paternalismo, y se cree que no somos capaces de ser independientes, manejar nuestro dinero, tener una familia… Y uno de los ejemplos de esto son las esterilizaciones forzadas, pero de ello hablaremos más adelante.

Pero vaya, esto es como todo, si tu asumes que una niña no va a poder escribir y no le enseñas a ello seguramente no lo consiga, o le cueste más.

  • Y por último la maravillosa invisibilización. Esta deriva de la estructura del espacio, las ciudades no están adaptadas, ni los coles, ni las unis, ni los centros médicos, ni las instituciones, ¿y esto por qué? ¿Porque las arquitectas que diseñaron el mundo les dio bastante igual que las personas con disca pudiésemos vivir y hacer vida “normal” porque para qué? Si un poco más y somo plantas… esto también es para que no nos quejemos, porque si no recibimos formación no conocemos nuestros derechos, si no podemos acceder a las instituciones no podemos reclamarlo, si no accedemos a la sanidad nos morimos.

Se ve reforzado por el aislamiento en las casas, los edificios no están adaptados, no hay ascensores…

  • Pero la invisibilización no se da únicamente en el espacio, también en el temario que se da en las aulas y en la historia en general. Si no se menciona a personas importantes en la historia que tuvieron discapacidad o no se menciona que la tuvieron, y se da a entender a las peques que han tenido la suerte de no estar tan lisiadas como para no recibir formación, que no van a conseguir nada en sus vidas. No se menciona a la maravillosa Frida Kahlo, artista de la cual hablaré más adelante, ni a Mileva Maric, ni a Rosa Luxemburgo en relación con su disca.

En el caso de las mujeres discapacitadas ocurre algo curioso las mujeres con disca sufrimos un machismo un tanto extraño, pero antes de meternos con la doble opresión, ¿Qué estereotipos tienes sobre nosotras? ¿Cómo creéis que nos afecta el patriarcado?

Pues esta mezcla es explosiva, y es que el 80% de nosotras sufre violencia, una de cada 3 sufre violencia de género y el riesgo de sufrir una violación es 4 veces mayor que a una mujer sin disca.

¿Por qué?

En parte por los maravillosos estereotipos, creencias y roles que se nos asignas. Los cuales se contradicen muchas veces con los que se asignan a las mujeres sin discapacidad.

Porque a nosotras no nos consideran máquinas de reproducción y futuras madres, es más, a muchas de nosotras las esterilizan o les realizan abortos coercitivos, ¿porque que se creen dueñas de sus cuerpos? ¿Que pueden ser madres? Que va, ellas solo sirven para estar encerradas

Tampoco tenemos sexualidad, nuestro cuerpo no es capaz ni de producir placer ni de dar placer, vamos, a donde queremos llegar…

Y como se te ocurra vernos como un objeto de deseo eres un depravado, como vas a ver bonito un cuerpo “amorfo” que se sale de los cañones… por favor… (y si esto en parte es maravilloso, porque nos libramos del acoso callejero)

Y luego están los que como se sienten superiores a ti, porque te consideran lechuga, te tratan como si fuese una maquina rota. De hecho, es para mí es muy divertido entrar en Tinder y ver la fauna, porque vaya, hay alguno que menudas joyitas, te dicen que le ponen las mujeres con taras, y ligan contigo diciéndote que estas rotas.

Este deseo a veces parte de querer dominar nuestros cuerpos es porque sienten que tienen poder absoluto sobre nosotras. Y de ahí derivan los datos de las violaciones, como se nos ve cuales rocas sin sentimientos pueden hacer lo que les dé la gana con nosotras, además, oye, como nadie las va a querer las estoy haciendo un favor.

Para empezar, el sistema educativo normativo esta mal construido de base. Esta basado en el racismo intelectual de Pierre Bourdieu, en el cual nunca se partirá desde un mismo punto de partida, puesto que cada persona tiene un cierto capital cultural heredado. El racismo intelectual también esta basado en una inteligencia “normativa” que se construye según la producción de beneficio a la sociedad, será más inteligente aquella persona que tenga una inteligencia que le permita alcanzar un mayor beneficio económico.  De esta manera se estaría fijando un límite, a partir del cual, todas aquellas personas que se salgan de él serán aisladas.

No solo eso, centra el foco de atención en la inteligencia lógico-matemática únicamente, las clases están masificadas, el profesorado no tiene la formación suficiente en muchos casos para adaptarse a las nuevas tecnologías, se están creando leyes que lo único que hacen es fomentar la competencia en las aulas, no se respetan los ritmos del alumnado…

Es decir, de base, el sistema educativo español ha fallado, por lo que todas aquellas personas que están oprimidas por la sociedad se verán aun mas oprimidas por este sistema, puesto que el colegio es un reflejo de la sociedad.

En el caso de las personas discapacitadas pasa igual, pero ello no es una razón para aislarnos. Lo que hay que exigir es un cambio de sistema educativo, en el que todos los ritmos se respeten, al igual que todas las necesidades.

Al hablar de “educación especial” estamos aplicando un eufemismo a la discriminación que sufrimos día a día las personas discapacitadas. No es una educación especial, es una educación segregadora, que lo único que hace es dificultar la aceptación de la discapacidad, la patologización de las personas y aumenta la dificultad en su integración. Es “especial” porque se ha establecido un limite como “normativo” no porque de verdad lo sea, atender a necesidades que se salen de la norma tiene que ser un deber del sistema educativo “normativo.”

Personalmente abogo por la pedagogía libertaria, porque creo que es la que nos permite a todas desarrollarnos según nuestros tiempos, pero como medidas a aplicar en la escuela publica serian reducir la ratio, aumentar la formación del profesorado a la hora de hacer accesibles sus materias, adaptar los materiales, incluir un equipo de profesionales en cada centro, adaptar el entorno, favorecer la integración y la aceptación de la discapacidad como una variante más, no como algo negativo…

Al final, apartar a las personas discapacitadas a otras instituciones lo que hace es que oprimidos-opresores no tengan contacto unos con otros por lo que aumente la estigmatización y la dificultad de integración.

Que pasa, que a nivel estatal no conviene realizar estas medidas, porque es invertir un dinero en unas personas que supuestamente no van a poder devolvérselo.

Este es el link a la charla entera subida a youtube:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s